La semana pasada tuve el gusto de visitar a Bob Seymour. Este artesano de las sillas, tiene un pequeño taller en Hartland, Devon, donde desde hace más de 30 años se dedica a hacer fantásticas sillas Windsord.

El punto más interesante de la visita, era ver como Bob curvaba las piezas rectangulares de haya para el respaldo de sus sillas. En este caso, eran para fabricar pequeñas sillas para niños, con el mismo diseño que sus hermanas mayores.

Veréis en el vídeo que el proceso es sencillo. Se trata de mantener con vapor durante unas horas las piezas de haya en un tubo metálico, conectado a un sencillo calderín. Las piezas permanecen en el tubo recibiendo el vapor durante un tiempo que tiene relación con el volumen de madera a curvar.

Os adjunto una página del Curvado.Vapor libro “Collins Complete Wood workers manual”, de Albert Jackson y David Day, donde encontrareis la explicación completa del método.

En el vídeo del taller de Bob, veréis que el proceso de curvado, aunque rupestre, es exactamente el mismo que el descrito en el libro. Se trata de sacar las piezas calientes, y rápidamente doblarlas antes de que se enfríen. Para ello se utiliza un molde y unas sargentas, y la pieza se sujeta con un fleje metálico que lleva unos mangos de madera en los extremos.

Es un procedimiento muy sencillo y muy efectivo, aunque dependiendo de la veta de cada pieza, algunas se rompen en el proceso de doblado y hay que desecharlas.

Pin It on Pinterest

Share This